6 maneras de aliviar la picazón en el oído

La picazón es definitivamente una sensación molesta, pero lo que es peor es una picazón que no se puede rascar. Uno de los peores lugares para picar es dentro de su oído. Si tienes picazón en el canal auditivo, sabes que es casi suficiente para volverte loco, pero en realidad hay una explicación bastante simple para este picor, ¡y hay varias maneras fáciles de detenerlo!

Las orejas punzantes son en realidad un problema común que hace que muchas personas se peguen varios objetos en las orejas, causando un traumatismo en el canal auditivo. Las causas más comunes de picazón son los hábitos nerviosos, una infección por hongos o el comienzo de una infección, una alergia, demasiada agua en el oído o piel seca. Si nota picazón con sangrado, pérdida de peso o pérdida de audición, consulte a un profesional de la salud.

Si sus orejas con picazón se deben a un problema más simple, como piel seca, pruebe uno de estos remedios caseros para ayudar a aliviar la picazón.

  1. Aloe vera

Tome una hoja de Aloe Vera en el mercado o tienda de alimentos saludables y córtela por la mitad para revelar el gel. Agregue de 3 a 5 gotas de gel de Aloe Vera a su oído para restablecer el pH y reducir la inflamación. El aloe vera enfriará y calmará su oído para detener la picazón.

  1. Aceite caliente

Tome su aceite natural favorito, como el olivo, el árbol del té, el coco o el ajo, y caliéntelo a una temperatura agradable. Agregue unas gotas a su oído inclinando la cabeza, sosténgala por unos segundos y luego inclínela en la otra dirección para dejarla fluir. Asegúrate de que el aceite no esté demasiado caliente, ¡no querrás quemarte las orejas! Pruebe la temperatura antes de usarla.

  1. Peróxido de hidrógeno

Mezclar 1 parte de peróxido de hidrógeno con 1 parte de agua. Use un gotero pequeño para colocar un poco de la mezcla en su oído. Este método ayudará a eliminar el exceso de cerumen y reducir la obstrucción y la picazón.

  1. Alcohol y vinagre

Mezcle 1 volumen de alcohol de frotar con 1 volumen de vinagre blanco. Use una cucharadita o gotero para verter un poco de la mezcla en su oído, inclinando la cabeza hacia un lado para dejar que la solución se tome por unos segundos. Incline su cabeza hacia atrás en la otra dirección para drenar. Este método puede secar la oreja si se usa demasiado. Por lo tanto, es mejor usarlo con moderación.

  1. ajo

El ajo es conocido por sus poderosas propiedades antiinflamatorias y antimicóticas, lo que lo convierte en un excelente remedio natural para la infección del oído. Rebane un poco de ajo y coloque las rebanadas entre cuatro láminas de gasa (dos a cada lado del ajo). Pega los bordes cerrados y asegúralo en tu oreja. Esto evitará que el ajo toque su piel, pero la gasa es lo suficientemente porosa como para permitir que las propiedades beneficiosas del ajo se filtren en su oído.

  1. Sirope de saúco casero

El jarabe de saúco casero es ideal para aliviar los dolores de oído y posibles infecciones, especialmente en niños. ¡Este remedio no cabe en tu oreja! Beber le permitirá a su cuerpo absorber sus propiedades antivirales para ayudar a curar una infección del oído.