Limón, pimienta y sal son todo lo que necesita para tratar estos problemas de salud comunes

Muchos alimentos naturales, hierbas y plantas se han utilizado durante siglos por sus habilidades curativas. Antes de la medicina occidental moderna, nuestros antepasados ​​dependían únicamente de la naturaleza para ayudar a curar sus heridas y vencer sus enfermedades. La mayoría de los remedios naturales no tienen los efectos secundarios peligrosos de los medicamentos de venta libre y los medicamentos recetados. ¡Puede que te sorprendan gratamente los muchos problemas y síntomas que puedes tratar con simples combinaciones de sal, pimienta y limón!

  1. Nariz tapada

Mezcle cantidades iguales de semillas de pimienta negra, canela, comino y cardamomo en un mortero. Muela hasta que cree un polvo, luego huela la mezcla. Esta mezcla ayudará a despejar una nariz tapada.

  1. Las aftas bucales

Agregue una cucharada de sal del Himalaya en una taza de agua tibia y luego revuélvala en la boca después de cada comida. Este remedio natural ayudará a curar las membranas mucosas de la boca al eliminar las bacterias dañinas.

  1. Dolor de garganta

Alivie su dolor de garganta combinando el jugo de 3 limones con 1 cucharada de miel, 1 cucharadita de pimienta negra y 1 cucharadita de sal de mar en un vaso de agua tibia. Haga gárgaras varias veces al día para aliviar el dolor de garganta y prevenir la tos.

  1. Pérdida de peso

Mezcle 1/2 cucharadita de pimienta negra molida con 2 cucharadas de jugo de limón y 1 cucharada de miel en un vaso de agua tibia. Bebe esta mezcla con el estómago vacío cada mañana para reavivar tu metabolismo y bebe mucha agua durante todo el día.

  1. asma

Mantener esta mezcla en todo momento es una buena idea si usted o un miembro de su familia tiene asma. Mezcle 10 granos de pimienta con 2 dientes y 15 hojas de albahaca en una taza de agua hirviendo. Cocine a fuego lento durante 15 minutos, luego cuele la mezcla y guárdela en un frasco de vidrio con tapa. Agregue 2 cucharadas de miel cruda orgánica, luego deje que se enfríe. Puede mantener este remedio natural para el asma en el refrigerador hasta por dos semanas. Si el sabor no es su gusto favorito, tómelo con un poco de leche.

  1. náusea

Para calmar el malestar estomacal, use pimienta negra y limón. Mezcle 1 cucharada de jugo de limón fresco con 1 cucharadita de pimienta negra en un vaso de agua tibia. Bebe esta mezcla lentamente para detener las náuseas. Un té con miel, limón y jengibre también es ideal para aliviar el malestar estomacal.

  1. Resfrio y gripe

Exprima medio limón en una taza de agua hirviendo para ayudar a aliviar los resfriados. Deje la pulpa de limón y la cáscara en remojo en el agua durante 10 minutos, luego retire el limón y agregue una cucharada de miel orgánica. Bebe este remedio según sea necesario hasta que sientas alivio.

  1. Hemorragia nasal

Aplique jugo de limón a una bola de algodón y colóquelo en la fosa nasal. Incline su cabeza ligeramente para evitar que la sangre fluya por su garganta y para prevenir las náuseas. Este remedio simple detendrá su hemorragia nasal.